Monthly Archives: enero 2014

La agricultura ecológica; sus naranjas.

La agricultura ecológica u orgánica  incorpora las últimas tecnologías al cultivo de las naranjas con especial énfasis en minimizar el impacto medioambiental del mismo.

pulmonLa ausencia de productos químicos y compuestos hidrogenados no solamente mejora la calidad de los frutos sino que evita la contaminación de los árboles y del suelo. De este modo, las naranjas resultantes poseen un sabor y una textura imposibles de conseguir por la agricultura convencional, que se sirve de sustancias sintéticas para mejorar la productividad de los campos.

Gracias a las técnicas respetuosas con el medio ambiente, el cultivo de naranjas ecológicas responde a las necesidades alimenticias de la población sin comprometer el futuro de la agricultura, de la misma forma que lo hace ASN-Leader Espirulina  en su cultivo de la Espirulina, consiguiendo obtener la mejor calidad para posiblemente el mejor complemento nutricional que existe en el mercado, y todo ello gracias a su cultivo ecológico 100%.

Y es que, pese a las acusaciones de que este tipo de agricultura precisa de una extensión de tierras mucho mayor para ofrecer el mismo resultado, los datos ponen de manifiesto que, al no intervenir en las fases de maduración con procesos externos y agresivos, la producción puede llegar incluso superar a la de la agricultura convencional. Esto se consigue mediante la aplicación de productos genuinamente naturales y técnicas no invasivas.

Naranjas ecológicas y sello que las distingue.

Naranjas ecológicas y sello que las distingue.

Solamente la agricultura ecológica puede garantizar que las naranjas contarán con todo su sabor y todos sus nutrientes. No en vano, es muy fácil diferenciar una naranja procedente de la agricultura orgánica de una producida con técnicas convencionales. Estas naranjas poseen la mayor cantidad de antioxidantes de todas las frutas, al tiempo que también ayudan a absorber mucho más eficientemente el hierro de otros alimentos.

 

Añádasele a esto que el color y el olor se potencian extraordinariamente para obtener un producto culinario muy valioso. En definitiva, Ricanaranja.es le ayuda a mantener una dieta equilibrada y medioambientalmente sostenible con naranjas saludables y sabrosas a partes iguales.

 

 

La naranja ecológica como fuente de energia

Las ventajas de la naranjas ecológicas desde el punto nutritivo y de la salud están fuera de toda duda. La ausencia de productos químicos para su conservación y la utilización de productos naturales para su cultivo se traducen en una mejora de sus propiedades organolépticas, un aumento de vitaminas y una mayor duración del producto.

13 Uno de los problemas que se encuentra en el manejo de grandes cantidades de naranja son los residuos, procedentes mayoritariamente de la cáscara de la misma. Sin embargo, estudios científicos recientes han demostrado que la piel de la naranja puede ser utilizada para la producción de bioetanol.

El bioetanol es un combustible alternativo de amplio rango de utilización y que se está comenzado a utilizar como sustitutivo de los combustibles fósiles tradicionales, como los derivados del petróleo.

El principal inconveniente que se le atribuye a los combustibles procedentes de biomasa es que su producción exige la utilización de grandes cantidades de productos como madera, caña de azúcar o cereales. Esto puede tener consecuencias directas en la deforestación y en la utilización de alimentos con fines energéticos.

naranjaenergia2Sin embargo, cuando el bioetanol se produce a partir de residuos como la piel de naranja, no solo desaparece este problema, sino que se produce una doble ventaja: la reutilización de un residuo y la producción de un combustible con emisiones mucho menos contaminantes.
El proceso de producción de bioetanol a partir de piel de naranja se desarrolla en varias etapas y exige la adición de otros productos, entre ellos enzimas que permiten la transformación: pectinasa en el caso de la piel de naranja. En ensayos realizados a nivel de laboratorio se ha demostrado que esta enzima se puede generar a partir de genes de hongos presentes en la descomposición de la madera o de genes de bacterias de plantas de tabaco. Con ello se limita la introducción de productos químicos para la producción de enzimas, con lo que se reduce la capacidad contaminante de las emisiones de la combustión del bioetanol.

 Scroll to top