¿Por qué los productos ecológicos son más sanos que los convencionales?

Cada vez mayor número de personas se sitúan en la disyuntiva de si elegir o no alimentos convencionales, cuya elaboración proviene de producción a gran escala en la que se ha aplicado diversos productos químicos como pesticidas y plaguicidas que son susceptibles de afectar la salud.
Al margen de los nocivos aditivos, existen numerosos estudios que confirman la superioridad nutricional de los productos provenientes de la agricultura ecológica. Al mismo tiempo, tanto en la ganadería como en el cultivo ecológico no se utilizan organismos genéticamente modificados, comúnmente denominados “transgénicos” ni se alimenta con fármacos anabolizantes al ganado.

plaga

los productos ecológicos no son tratados con plaguicidas.

En lo que respecta al entorno medioambiental, la producción industrial está provocando una gran erosión en los diferentes ecosistemas marinos y terrestres. La producción a gran escala precisa de grandes extensiones de terreno que son dirigidos hacia el monocultivo. Esta metodología destruye la biodiversidad, responsable del mantenimiento del ecosistema local, y socava la fertilidad del suelo hasta su total desaparición. Hay que tener presente que hasta lograr recuperar la fertilidad de un suelo pueden transcurrir cientos de años.

Por eso la agricultura ecológica se basa también en la biodiversidad de cultivos y en las prácticas antaño tradicionales del barbecho, abonos naturales o estiércol compostado. Con ello se fomenta no solo el mantenimiento de suelos fértiles y sostenibles sino además una alimentación más saludable basada en la variedad alimentaria que garantiza una ingesta mucho más completa de los distintos nutrientes imprescindibles para el correcto funcionamiento del organismo.

Es por estas razones que los métodos ecológicos de producción están pujando por la hegemonía en el mercado de alimentos. Un producto lácteo ecológicamente elaborado tiene mayor proporción de vitaminas liposolubles, así como de los conocidos ácidos grasos omega 3, que inciden notablemente en la reducción de afecciones coronarias.

pulpaSi son comparadas una naranja convencional contra una naranja ecológica, se puede demostrar la superioridad de esta última. La naranja ecológica tiene mayor número de antioxidantes, así como de vitaminas y minerales. Además, el sabor de la naranja de producción ecológica es superior al de su homóloga de producción convencional. En cuanto al precio, no existen diferencias significativas entre los métodos ecológicos y los industriales.

Si se tiene en cuenta los beneficios de la agricultura ecológica y, por otro lado, los riesgos de la agricultura industrial, existe un saldo palmariamente favorable a la producción ecológica.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Please enter your name, email and a comment.


tres × 8 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>