Los niños y su relación con la fruta.

Que la fruta es un alimento imprescindible para nuestra dieta y la de nuestros hijos es algo que todos los padres sabemos, pero que un niño comprenda eso es, cuanto menos, muy difícil. A ellos poco les puede importar que les digamos que comer fruta es bueno para la salud; si dicha fruta no les llama lo más mínimo la atención, no la querrán.relacion

Por eso mismo, en vez de intentar enseñarles las virtudes de las frutas, lo mejor es hacer que ellos mismos las quieran probar. Esto es más fácil de decir que de hacer, pero no es imposible. El truco está en hacer de la fruta algo que los atraiga visualmente, y aquí es donde entra en acción la imaginación de los padres.

Por suerte, la imaginación no es nuestra única herramienta. Existen frutas como las naranjas que facilitarán la tarea.

Las naranjas

Una de las frutas imprescindibles para el correcto desarrollo de los niños es, sin duda, la naranja, rica en vitamina C, lo cual favorece que el organismo consiga una mayor absorción de vitaminas y minerales. También es antioxidante, por lo que previene enfermedades cardiovasculares y degenerativas. Y por último, y no menos importante, tiene pocas calorías.

Durante el crecimiento de los niños la necesidad de vitamina C es mayor que durante la vida adulta, pero hacer que coman la cantidad necesaria es complicado. Es en este punto donde entra en juego la naranja ecológica pues, gracias a su mayor cantidad de vitamina C que las naranjas convencionales, ayuda a que los niños consuman la cantidad adecuada más rápidamente.

Originalidad

Conociendo la importancia de comer fruta, es hora de lograr que los niños la tomen. Para conseguirlo se debe tener en cuenta que, comer frutas del tamaño de las naranjas, para un niño, puede ser todo un reto. Para ellos son frutas muy grandes y si, a más a más no les gustan, puede convertirse en una tarea imposible. Por ello lo mejor es facilitarles el reto lo máximo posible. La originalidad y la imaginación deberán encargarse de esto.

81qrukzHacer la fruta en trozos pequeños y fáciles de llevarse a la boca puede ser una solución, pero esto no servirá para siempre. La mejor manera de hacer que se la coman, es que cada día parezca algo diferente y apetitoso. También ayuda mezclar la fruta con otras comidas que al niño le gusten más, pero sin excederse en la cantidad, pues puede ocurrir que se lo coma todo menos la fruta y después diga que ya no tiene hambre.

Dar ejemplo

Pero la mejor forma de hacer que un niño coma fruta es comiéndola tú también. Es un hecho que a los niños les gusta imitar lo que hacen los mayores, por lo que si nosotros la comemos, el niño estará más predispuesto a hacer lo mismo. Además, la fruta no es solo buena para ellos, sino también para nosotros, por lo que también estaremos cuidando de nuestra salud.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Please enter your name, email and a comment.


× uno = 1

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>